Contenido principal

LIMPIEZA DE INVIERNO

La lluvia, niebla, hielo y nieve cobran protagonismo en las carreteras de España en invierno. Pero sea cual sea la estación del año, el coche se ensucia igual. Y, lo mismo que pone especial atención al estado del vehículo aplicando medidas que lo protejan y que garanticen su seguridad, también puede prestar atención a nuestros trucos para conseguir el mejor aspecto exterior e interior de forma rápida y sencilla.

No hace falta que salga de casa, porque la mayoría de los productos de limpieza que necesita los tiene en el baño o en la cocina. Además, con un poco de habilidad y astucia es posible hacer pequeños milagros con productos tan simples como un gel o algunos alimentos. Y lo mejor de todo es que podrá ahorrarse unos euros al no tener que comprar productos específicos para limpiar el coche.

Llantas

Aplique espuma para limpiar el horno sobre la llanta y deje que actúe durante unos minutos. Luego solo tiene que enjuagarlas. Tendrá unas llantas impolutas. Y si quiere devolverle al neumático el brillo original, pásales agua con una manguera y déjalos secar. Después, vierta una lata de coca-cola y con un cepillo frote a lo largo de la goma. Ya verá qué brillantes quedan. También puede usar un abrillantador de muebles, que deja menos residuos.

Carrocería

Cualquier lavavajillas le servirá para dejar la carrocería limpia y brillante. Pero si tiene manchas de grasa, puede probar humedeciendo las manchas con aceite de linaza y dejando actuar unos minutos. Luego frote con un paño húmedo. Verá que el resultado es positivo.

La sal que se esparce en las carreteras para evitar las placas de hielo perjudica a nuestro coche. Para evitarlo, mezcle una taza de bicarbonato con 4 litros de agua caliente y un poco de jabón neutro. Limpie la carrocería y tendrá su coche protegido.

Cristales

Vuelva a tomar prestado el lavavajillas y échelo en un bote con mucha agua. De esta forma creará su propio limpiacristales. Pero si de verdad quiere que brillen, cueza unas patatas y, cuando estén listas, cuele el agua y mézclela con un poco de vinagre. A continuación, limpie el cristal con esta preparación.

Aunque la mayoría de los coches vienen equipados con un botón mágico que permite desempañar los cristales a través de las rejillas de ventilación en tiempo récord, existen soluciones caseras muy curiosas. Por ejemplo, pasar una pastilla de jabón simple y común por la superficie acristalada. Después, simplemente habría que limpiar la capa creada con un paño seco.

Batería

Los bornes de las baterías suelen llenarse de grasa y polvo. Para eliminar esa suciedad, utilice un trapo humedecido con coca-cola. El resultado le sorprenderá.

Plásticos

Con pasta de dientes podrá quitar manchas difíciles en los plásticos del coche o incluso en el cuero del volante. También el vinagre de vino blanco es perfecto para limpiar los plásticos o incluso recovecos complicados, ya que penetra bastante bien.

Tapicería

Para la tapicería de los asientos, por ejemplo, coja un bote de espuma de afeitar, ponga un poco en una esponja o directamente sobre la mancha y frote con un cepillo. Luego séquelo. Y para despegar un chicle, con una bolsa de hielo puede endurecer la goma y después raspar. Tan sólo le llevará tres minutos. También puede valer un secador de pelo.

Perfumar el interior

Tener el coche perfumado es harina de otro costal. Los olores son muy personales, pero para conseguir un aroma lo más natural posible, use frutos de eucalipto: son ambientadores naturales perfectos. Coloque una docena de estos frutos en las zonas del coche que reciben el aire de los canales de ventilación. Ya verá cómo su viaje tiene una fragancia más natural. Los ambientadores "de pino" que se pueden comprar en el supermercado también puede ser una opción.

Pegatinas antiguas

Para retirar del coche esas viejas pegatinas que ya no le gustan, tanto en la carrocería como en los cristales, utilice una fuente de calor. Lo mejor es un secador de pelo, que cuando se utiliza con cuidado le ayudará a despegar el adhesivo viejo. Para eliminar posibles restos de adhesivo, utilice un paño empapado en vinagre. Si la pegatina estaba en el cristal, ayúdese de una espátula para raspar los residuos de pegamento.

Promociones